martes, 12 de marzo de 2019

Noche de surfing

¡Ayer por la noche fue algo mágico! Aprovechando la marea, el fondo que había en la playa del Orzán y que la noche estaba despejada; nos metimos a surfear.
Fotos: @dalsyphoto



Todo comenzó con una llamada de Pablito Muiños sobre las diez de la noche, mientras yo cenaba, diciendo que estaba en el paseo marítimo, que había olas y que se veía bastante bien, que le diésemos con todo.



No había excusa, avisamos a un par de amigos más y nos vimos todos a las 23:00 en el paseo marítimo.



A Rodri lo operaban del menisco al día siguiente, es decir hoy, así que era un baño especial también por él.


En total estábamos Pumuky, Pablito, Fifi, Rodri, Valcof, Anto, Alberte y yo. Y Rosita y Coté fuera con la cámara y comprobando que todo estuviese bien.



La verdad es que no se veía mucho pero más o menos entre la luz del paseo marítimo y la de la luna se podían ver venir las olas y si iban a abrir o no.
Una vez en la ola, más o menos la veías, sobre todo cuando rompía (la espuma blanca).


¡Rodri pilló algún tubo y todo! Y Fifi entró con la linterna de bucear y pilló buenas también.


Fue un baño muy especial. En total estuvimos de 23:30 a 01:00. ¡Habrá que repetir!


domingo, 10 de marzo de 2019

SIDNEY Y GOLD COAST - AUSTRALIA

Son muchos los españoles que se han ido a Australia por estudios o por trabajo. Y da la casualidad de que muchos de ellos son buenos amigos míos. Así que pasar un fin de semana en Sydney estaba 100% garantizado.


Primero paramos en Manly, luego en Sidney y luego en Bondi. Surfeamos en Cronulla y fuimos a una sesión de los increíbles Dj’s canarios Deivilon y Migaja.






Aunque el tiempo que pasamos con ellos nos supo a poco, por lo menos pudimos comprobar de primera mano que todos están bien y contentos.
También fue una pena que esta vez no nos pudiesen acompañar a la Gold Coast como el año pasado, pero bueno, el domingo bien temprano Nachito y yo pusimos rumbo al aeropuerto para volar a la Gold Coast.


Es barato volar dentro de Australia, más que en España. Otra cosa que nos salió barata fue el pedazo de coche que alquilamos en el aeropuerto de Coolangatta: una pick-up modelo Colorado. Nos costó al cambio 17 euros por día, de lo más barato que he alquilado nunca.


Esto fue porque nos hicieron un upgrade pero, por lo general, alquilar un coche en Australia no es caro. Dormir por airbnb tampoco lo es, unos 30 euros por noche cada uno. Comprar en el super tampoco lo es si vas mirando y comparando precios, así que a mi, por lo general, no me pareció un país caro, yo diría que tienes los mismos precios que te puedes encontrar en ciudades como Barcelona o Madrid.


En Snapper Rocks, debido a las olas grandes que trajo el ciclón OMA (justo entró cuando estábamos compitiendo en Boomenrang), el fondo no estaba muy bien. Lo único Kirra o Greenmount (última sección de Snappers), o las playas y points de al lado (Burleigh, Palm Beach, Dbah, etc.).



Los días pasaban con tranquilidad en la Gold Coast. Vivíamos con el chileno Manu Selman y estábamos todo el día de risas y surfeando.
Un día fuimos de excursión a unas piscinas naturales muy bonitas:

Foto: Naomi Adbid

En Coolangatta también viven muchos amigos españoles, y alguno peruano. Y la verdad es que es un placer recorrer el mundo encontrándote a viejos amigos en cada lugar.


Aquí fue donde más comimos fuera: hamburguesas gigantes del Eddie's, pizzas de 3 euros del Dominos, acai y sushi train a más no poder.




Australia es un viaje con mucho encanto. No sólo por el nivel de surf que se coge aquí ni por las olas que tiene. Si no por todo lo que allí hay y poder surfear en bañador . ¡Espero poder volver el próximo año!

sábado, 9 de marzo de 2019

CENTRAL COAST – AUSTRALIA

Con la llegada de la etapa australiana del QS y por segundo año consecutivo, Nachito y yo pusimos rumbo al este.


Íbamos cargados de ganas, de ropa veraniega y de cinco tablas cada uno:


Volamos a Sydney y de ahí conducimos 5 horas al norte hasta Boomerang.
El clima que nos recibió era el esperado: 39ºC, agua caliente para corto-corto o bañador y olas veraniegas pero nada del otro mundo.


Nos íbamos a quedar toda la primera semana en Boomerang para hacer el QS1000, mi segunda campeonato de año.
Nuestro team estaba compuesto por Eveline de Holanda, Bethany de Canadá, Nachito y yo.
En chicos, Nachito y yo éramos los únicos españoles del campeonato, y de los pocos europeos que estábamos allí.

También íbamos a estar mucho con los ingleses Miles y Josh, que llevaban viajando por Australia un par de meses en furgoneta:



Las olas durante todo el campeonato estuvieron regular. Por la mañana estaba glassy y con el sol delante cegándote los ojos (estamos en la costa este de Australia) y por la tarde el clásico onshore veraniego.

La zona de Boomerang es una de las más bonitas de Australia y siempre es un placer venir aquí. Tiene muchas playas salvajes y mucho verde:



Por el ranking final del año pasado, a Nachito y a mi nos tocaba entrar en ronda 3, justo cuando el ciclón OMA dejaba tan buenas olas en la Gold Coast. Mientras, nuestra zona se desfasaba y se ponía onshore, pero la WSL de Australia lo tenía todo planeado: cada mañana, a las 06:15 podías llamar a un teléfono que te decía en cuál de las cinco playas que tenían disponibles para el campeonato se iba a realizar, dependiendo de las condiciones tu ya ibas a darte el baño de la mañana a una playa u a otra. Así que, encantados, nos fuimos a preparar las mangas a la playa de Tuncurry, donde iba a tener lugar la tercera ronda y todo el resto del campeonato:


En este sitio las olas estaban muy bien la verdad. Un metro limpio para los dos lados.
Yo fui el primero en entrar en entrar en manga y por un error de estrategia no salí en las olas adecuadas y perdí.
Nachito entró poco más tarde que yo y el pobre hizo una interferencia en el minuto uno, aún sin prioridades, por lo que le quitaron la mitad de su segunda mejor ola. Remó una ola y al ver que venía otro desde más adentro se echó para atrás pero le rompió un poco la sección. Yo Creo que en Europa no se la hubieran pitado… aún así casi pasa, tenía varios cuatro y pico y cincos.



Sólo me pudo consolar pegarme un big breakfast en el restaurante de la playa y surfear todas las buenas olas que había por la playa. ¡El sitio estaba muy guapo!



De Boomerang nos fuimos para Avoca, a preparar y competir en el QS3000. Estábamos más en forma y teníamos ganas de más. A Boomerang habíamos llegado un poco "dormidos" aún (el cambio horario es casi de 12 horas).




Llevamos a Eveline y a Bethany pero allí nos íbamos a quedar con los latinos Alonso Correa y Manu Selman y los californianos Remy, Key y Skip. Habíamos alquilado una casa muy bonita en la colina con vistas al mar:

Las olas estuvieron bastante bien toda la semana y no paradlos de surfear:


Aquí, también por ranking, entramos en ronda 2.
Yo lo hice un poco mejor que en Boomerang pero tampoco fue suficiente.
Nachito, por el contrario, fue segundo toda la manga y en el último minuto los chicos que iban de tercero y cuarto respectivamente cogieron una ola cada uno y le adelantaron. Fue una pena.


Aún así, nos quedamos unos días más por Avoca. El pueblo estaba muy guapo y había varias playas alrededor para surfear.
Pero el viernes tocaba poner rumbo a Sidney así que nos despedimos de los chicos, paramos en casa de las chicas a despedirnos también y empezamos a bajar hacia el sur con los dedos cruzados porque fue en este mismo trayecto cuando el año pasado se nos rompió el coche que habíamos comprado y lo tuvimos que abandonar. Por suerte este año no pasó nada jeje.

miércoles, 6 de marzo de 2019

An inland journey

Descubriendo los tesoros del interior de Australia, llegamos a una pequeña granja donde encontramos un par de amigos animales.
Fotos: Naomi Adbib